El culpable de que escriba es...


Porque hay personas que, sin proponerlo, hacen que tomes decisiones trascendentales.

Sí, mis adorados lectores, siguiendo con la estela de la nostalgia (que me lleven los demonios por ello) hoy voy a hablaros de mi pasado y de cómo decidí firmemente que iba a escribir de forma profesional.

Es un poco egocéntrico, ya lo sé. Pero este es mi blog, en dos años apenas os he dado la brasa hablando de mí y en el fondo sois todos unos cotillas que se mueren por saber un poco más sobre quién era Alister antes de ser Alister.

Y eso no me lo vais a negar, eh ^^

El editor corrector: ¿amigo o enemigo?


Porque a veces atacamos a la persona equivocada...

No hay nada que aterre más a un escritor antes de publicar su obra que dejarla en manos de la editorial y sus infames secuaces: los correctores.

Tanto da lo amables y maravillosas que hayan sido las conversaciones previas entre ellos, cuando llega el momento de la verdad, el escritor se siente como si estuviera entregando un recién nacido a un aquelarre de brujos infames.

Con el fin de desterrar tan perjudiciales ideas de vuestra mentes, hoy contamos en el blog con un invitado muy especial, David Tourón, editor de Ronin Literario.

¡Recibámosle con el cariño que merece! ^^

El título perfecto


Porque un título vale más que mil palabras...

Después de pasarte meses (o años) trabajando en tu historia, lo peor que puedes hacer es bautizarla de forma inapropiada y echar por tierra todo ese esfuerzo.

En el post de hoy no voy a descubriros El Dorado, pero sí a daros una serie de recomendaciones para que escojáis dignamente el título más apropiado para vuestra historia, sea una trilogía o un relato corto.

Relato: Memorias de una abuela astronauta 2


Porque hay historias que merecen ser continuadas

Dado el éxito de la entrega anterior y las reiteradas peticiones de que presentase aquí una segunda (y una tercera, una cuarta...) parte, he decidido compartir con vosotros lo que sería el segundo capítulo de "Memorias de una Abuela".

Espero que la disfrutéis tanto como la primera ^^

Personajes femeninos y topicazos molestos


Porque a veces se les olvida que no son arquetipos...

Aunque la naturaleza tuvo la genialidad de hacerme nacer miope, lo cierto es que tengo un talento natural para visualizar topicazos absurdos y molestos en los libros.

No creo que exista ni un solo personaje que esté libre de ellos: del villano al héroe, todos han sido víctimas del delicado arte de ser construidos en base a estúpidas concepciones de la realidad.

Sin embargo, indistintamente del rol que ocupen en la narración, son los personajes femeninos sobre quienes recae la mayor parte de estos tópicos infumables.

No albergo a comprender el motivo de tales acciones ni el objetivo que persiguen quienes las ponen en práctica. Lo que sí tengo claro es que a nivel personal me pone de un mal humor indescriptible toparme con ellas.

Con el objetivo de evitar que semejantes aberraciones parasiten a vuestros personajes femeninos he elaborado una lista de topicazos sobre los personajes que odio ver reflejados en las novelas:

Bienvenidos al bizarro y otras cosas del subsuelo


Porque existen maravillas bajo la superficie...

Hoy os traigo una pequeña crónica de cómo me dejé arrastrar por un librosexual y sus acólitos a las entrañas de Barcelona y lo que allí sucedió.

Tengo que avisaros, sin embargo, de que lo que vais a leer a continuación podría herir vuestra sensibilidad y lesionar severamente vuestra cordura, así que leedlo bajo vuestra propia responsabilidad y ateneos a las consecuencias, porque no pienso censurar nada.

Y ahora sí, ¡descendamos!

Los peligros de hacerlo a pelo


Porque la falta de prevención se acaba pagando...

Antes de empezar: los que veníais aqui buscando un artículo sobre prácticas sexuales, mejor será que leáis este otro post, dedicado al paisaje y el sexo de las mariposas. O este otro sobre la librosexualidad y otras parafilias lectoras.

A decir verdad, vistos los temas que trato en el blog, no me extraña que vinierais aquí buscando contenido XXX... En fin, lamento la decepción, pero el título no era más que un engaño para atraer vuestra atención. Mil perdones. 

Sin embargo, os recomiendo que le echéis un vistazo, porque pese a que no hablaremos de sexo sin protección, vamos a enumerar los peligros de escribir sin el equivalente a la gomita del amor.

¿O es que acaso no sabíais que escribir a pelo es un riesgo?