Survival Kit para escritores


Porque cada jungla tiene sus machetes...

Buenos días, estimados lectores. El artículo que vais a leer a continuación no tiene nada que ver con el que tenía pensado traeros hoy, pero como Excentrya me ha adelantado por la derecha a toda velocidad hablando de Redes Sociales, he tenido que improvisar.

Así pues, hoy trataremos un tema bastante interesante. Ya podéis ir a por vuestra ropa de aventurero, la mochila y la cantimplora, pues el viaje será largo pero nos servirá para responder a esta incógnita: ¿qué necesita un escritor para sobrevivir hoy día?

Tres herramientas para Sensitivity Readers


Porque toda ayuda es poco a la hora de escribir y corregir.

Desde hace unas semanas Twitter arde presa de una nueva polémica. O más bien de una polémica resucitada: la necesidad de que un autor utilice sensitivity readers.

Para quien no lo sepa, un sensitivity reader (SR) es una persona que pertenece a una minoría o colectivo y ayuda a los escritores a señalar en sus historias tópicos o falsas verdades atribuidas a ciertos colectivos. Cuesta creer que una figura así pueda ofender, ¿eh?

Hacer arder Twitter no cuesta. De hecho, esta red social arde más rápido que un bosque en verano. Al final uno se acaba cansando y decide mantenerse al margen de dichas polémicas para que no le drenen la energía. Después de todo, alimentar a los trolls no sirve de nada.

Twitter: descripción gráfica

Así pues, en lugar de utilizar mi energía en hablar con personas cuyas identidades desconozco para tratar (en vano) de hacerles cambiar de parecer, me he decidido a escribir este post con el fin de ofrecer a los SR herramientas para desempeñar su labor con más comodidad.

A la larga, me resulta mucho más productivo pasar de discusiones y ponerme a teclear: genero contenido consultable y no me arriesgo a que se me desequilibren los chakras ^^

Aprendiendo de... Izumi Shikibu


Porque la poesía es otra forma de narrativa...

Tras un par de meses, recuperamos esta sección para hablar de una autora que, si bien vivió y escribió hace más de quinientos años, aún tiene mucho que enseñarle al lector actual. Y también al escritor.

Izumi Shikibu, también conocida como la dama Izumi, es considerada como una de las grandes voces poéticas del Japón del Período Heian, así como una de las damas más influyentes (y polémicas) de la corte imperial.

Se cuenta que tuvo amoríos con nada menos que dos de los hijos del emperador Reizei. La relación con el segundo de ellos, el príncipe Atsumichi, se narra en el Diario de la Dama Izumi (Izumi Shikibu Nikki). 

Precisamente esta novela, de tintes semi-autobiográficos, es la que he elegido para mostrar algunos de rasgos característicos de la obra de Izumi, que posteriormente sería imitada por otras autoras de diarios de la época.

Si queréis saber un poco más sobre esas artistas del pincel, os invito a echar un ojo al post que M. H. Isern dedicó a las poetisas niponas hará ya un tiempo.

El resto, podéis acompañarme en este viaje a las lecciones de esta ingeniosa dama. El único requisito es que guardéis silencio y esperéis, pues la poesía japonesa de Izumi Shikibu se gestó entre velos, pantallas y luz de luna.

Creando personajes con la baraja


Porque las barajas no solo sirven para desplumar, amigos.

Una de las actividades más divertidas para un escritor a la hora de enfrentar una nueva novela es elegir y diseñar a los protagonistas de la historia: sus personajes.

Cuando tenemos idea de cómo van a desarrollarse los hechos y quienes serán sus ejecutores, la tarea no entraña mayor dificultad que rellenar una ficha de personaje (cuando más completa mejor) y ponernos manos a la obra. 

Pero, ¿qué ocurre cuando tenemos una historia genial en mente pero no encontramos ni un solo candidato a protagonizarla?

Bueno, pues en ese caso podemos dejar que sea el azar quien decida por nosotros. Por ejemplo, utilizando una baraja de cartas. O dos ;)

Entrevista a Arantxa Rochet


Porque las buenas historias merecen ser compartidas.

No es habitual que trate sobre obras de ciencia-ficción en el blog, bien lo sabéis. Pero tras la lectura de Jaulas de aire (Torremozas, 2017), supe que simplemente no podía no compartir con vosotros las reflexiones a las que me llevó esta antología de relatos.

Por eso mismo invité al blog a su autora, la periodista Arantxa Rochet, para nos hablara no solo de su último retoño literario, sino para que nos contara qué le llevó a escribir una obra tan singular como esta, con la que ha dado el salto a la ciencia-ficción.

Si amáis los relatos que os hacen pensar, os recomiendo poneros cómodos para escuchar a Arantxa, pues la entrevista no tiene desperdicio.

Sexo, género y roles entorno al seudónimo


Porque tener vagina no es un logro y tener pene no es un privilegio.

Una de las grandes preguntas que un escritor puede llegar a plantearse a la hora de dar a conocer su obra es si utilizará su nombre real o un seudónimo para firmarlas.

En la mayoría de los casos, las personas suelen decantarse por la primera opción. Total, si escriben ellos, que se les reconozca el trabajo con nombre y apellidos.

¿Pero qué sucede con el otro grupo? ¿Por qué deciden usar seudónimo? ¿Qué factores les llevan a ello?

Si quieres dar respuesta a esta preguntas y descubrir si necesitas realmente un alter ego literario, sigue leyendo ;)

Entrevista a Tinta Púrpura


Porque las buenas iniciativas hay que darlas a conocer.

Hará unas semanas llegó a mis oídos la noticia de que un pequeño sello editorial, Tinta Púrpura, había convocado un concurso de relatos para publicar una antología en honor a la escritora Mary Shelley.

Para hablar sobre el proyecto y conocer algo mejor quién es Tínta Púrpura, contamos hoy con la presencia de Giny Valrís y de Covadonga González-Pola, encargadas de la organización de la convocatoria.

¡Un fuerte aplauso para ellas! ^^