Los retos del Escritor de Fantasía: Construir un mundo




Escribir ya supone de por sí un gran esfuerzo, pero es que el escritor de fantasía, si quiere crear un mundo coherente además de escritor debe ser arquitecto, lingüista, político, economista, militar, músico, ingeniero, pintor, geógrafo, historiador, teólogo... etc.

Dar vida a un mundo desde la imaginación es una odisea, te obliga a crear desde cero todas las estructuras, pautas y reglas de un universo. Tienes que diseñar el marco geográfico de tu mundo, estructurar las ciudades y fundar reinos, imperios... Y no sólo eso, también te ves obligado a construir de la nada la historia, los mitos, la religión, el folclore... Y si además, como suele pasar en este género, en tu nuevo mundo conviven varias razas o pueblos el problema se multiplica. Conclusión: un trabajo de grandes magnitudes que, de hacerse mal, dará al traste con tu historia

Como no queremos que algo así suceda es bastante recomendable hacerse un buen esquema de todo el contexto que debemos desarrollar para dar verosimilitud a nuestro mundo. Y sí, ya os lo digo ahora, de todo lo que vais a escribir más de la mitad no va ni a aparecer de forma directa en vuestro texto, de hecho es aconsejable que sea casi imperceptible, pues su función es ambientar la trama, no robarle el protagonismo a ella y a vuestros personajes; cuando seáis escritores de renombre y multimillonarios ya publicaréis todo ese ingente material en forma de enciclopedia de vuestro mundo, pero ahora no.

Bien, vayamos al meollo del asunto. Primero de todo vamos a marcar los puntos de deben ser trabajados para crear este contexto, para después desarrollarlos uno por uno: Geografía, Historia, Política, Tecnología, Economía, Religión y Cultura.


Geografía:

Suena evidente, pero muchos escritores pasan este punto por alto. Alegan normalmente que, transcurriendo su historia en una sola ciudad, ¿para qué quieren diseñar todo un mundo?. Si comulgáis con esta opinión dejadme haceros yo otra pregunta: ¿si sólo quieres tomarte un té para qué comprar el agua donde hervirlo? 

Es posible escribir sin marco geográfico, sí. Pero también es más probable que la verosimilitud de tu historia quede puesta en tela de juicio. Diseñar la geografía de tu mundo, aunque sólo cartografíes un pequeño reino (si tenéis interés en cómo diseñar un buen mapa dejadlo por los comentarios, así escribo una entrada al respecto), aporta una gran riqueza al contexto, además de ayudar a reforzar otros puntos como la economía, la política e incluso la cultura. El entorno condiciona, así que debe ser construido con dedicación, voluntad y coherencia. Por ejemplo: los ríos nacen en las montañas, y a no ser que estés escribiendo sobre un mundo distópico (en cuyo caso deberás justificarlo) no respetar las bases de la construcción del mundo puede causar el desencanto de tus lectores o dar la impresión de descuido o poca voluntad. Y no queremos eso, ¿cierto?

Poco importa el tamaño de tu mundo, es una decisión personal de cada escritor, pero recuerda que cuanto más grande sea el universo de tu historia mayor será la tarea de diseñarlo, porque los lectores van a exigirte variedad de climas, culturas y sociedades, así que procura tener material con qué llenarlo para que cada rincón de tu mundo no resulte una copia del anterior.


Historia

Otro punto clave para dar verosimilitud a tu nuevo mundo es conocer su pasado. Este pasado puede o no haber sido violento, salpicado por la guerra, la caída y construcción de diferentes imperios... Sea como sea la realidad en la que viven tus personajes es consecuencia de este pasado, tu deber como escritor es conocerlo al detalle, aún cuando de él sólo se acaben mostrando pequeños detalles en tu historia. ¡Ojo! No estoy diciendo que compongas un nuevo Silmarillion (lectura MUY recomendable), pero estaría bien tener cierta idea de por qué motivo tus personajes odian a sus vecinos del reino del norte. 


Política

Por política entendemos la o las formas de gobierno que rigen tu mundo. No necesariamente debe ser una institución o grupo de privilegiados/sabios quienes ostenten el poder, por gobierno también se entienden las normas de conducta que una organización tribal o grupo sigue.

No hay que confundir estos códigos de conducta con los dogmas de una fe (luego hablamos de religión), ya que a diferencia de las religiones los gobiernos no se escogen, van ligados a un determinado grupo o territorio, y si tu personaje quiere o tiene que vivir allí deberá amoldarse a ello. Por ejemplo, si un extranjero va a vivir a tu reino elfo es muy posible que tenga una religión distinta, pero le guste o no, si quiere vivir allí sin acabar con grilletes deberá respetar la ley de este país que prohíbe cazar.

Y sí, debes crear una o varias formas de gobierno para cada pueblo o territorio que habite tu mundo, por anarquista que seas, pues el ser humano, nos guste o no, no sabe vivir si ciertas normas (es el garante de la convivencia me temo). Además de diseñar la estructura de gobierno, deberías tener más o menos claras las leyes que van a regir este territorio, aunque de éstas sólo vayan a verse trazos en tu novela, y sólo de aquellas que son importantes para la trama: por ejemplo que los varones no pueden vestir de amarillo. Apabullante tarea, ¿verdad? Mi consejo es que lo tomes con calma y trates de divertirte en el proceso.


Tecnología

La tecnología resume y determina el grado de desarrollo al que la sociedad de tu mundo ha llegado. Tanto da que ésta viva en un paleolítico superior como en el equivalente al Renacimiento que haya en tu mundo, su dominio de los distintos campos del saber será el factor que determine su hegemonía respecto al resto de pueblos que habiten tu mundo: un pueblo que domina la navegación tendrá mucho más poder que otro que no se aleje de la costa ni para pescar. El desarrollo tecnológico va muy ligado al nivel económico de la sociedad, pues se retroalimentan.

Ahora bien, puede que la totalidad de tu universo sea una ciudad: ¿cómo marcar el desarrollo tecnológico en un entorno tan pequeño?. Aquí es donde tecnología y poder se dan la mano, pues un determinado tipo de tecnología puede estar reservado para la élite, lejos del alcance de la muchedumbre trabajadora (cómo nos gusta a los escritores de fantasía eso de la desigualdad...), marcando las diferencias y reforzando lo que decía sobre la economía.

La misma estructura sigue la magia si es este un elemento consolidado de tu historia (cuando ser mago es una profesión, no algo inusual). Si por contra la magia es un elemento anecdótico o tan extraño que la gente no cree en ella olvídate de lo que acabo de contarte sobre tecnología.


Economía

Hermanada con el desarrollo tecnológico y el poder, la economía abarca todo lo que haga referencia al dinero (+10 de obviedad, Alister). Economía es un término muy flexible, y engloba desde las actividades productivas que sustentan a cada uno de tus pueblos, pasando por los impuestos, las relaciones comerciales, las tablas de precios y hasta, de usarse, el tipo de moneda o equivalente que utilizan. Vayamos por partes.

Las actividades productivas son aquel sector con el que tu pueblo se enriquece, ya sea en el comercio de la lana o en la extracción de oro de las minas. Es la actividad lucrativa del territorio, de modo que está condicionada por la geografía; para que nos entendamos: si ese pueblo no tiene bosques jamás destacarán en el mercado de la madera por razones obvias. ¿Veis por qué era necesario desarrollar un buen marco geográfico?


Advertencia: parrafada sobre economía al canto, salten al siguiente párrafo para ver resumen.

Otro punto destacado son las relaciones comerciales y el valor de los objetos. Por ejemplo en ese pueblo de antes la madera va a cotizarse a un precio muy distinto que en un territorio comido por la floresta. Sabiendo esto es muy posible que la madera sea moneda de cambio en ese pueblo (trueque), o puede que no y que usen dinero; en este caso sería bueno saber qué tipo de moneda es y a qué equivale respecto al sistema monetario de otros pueblos si los hay.

Resumiendo: hay que determinar el sistema de pago y ver cuánto valor tienen ciertos materiales en tu mundo respecto a su abundancia u escasez (para más información leer el párrafo superior).


Religión

A no ser que estés creando un universo de ateos científicos (en cuyo caso cambia la palabra dios por ciencia) la mayoría de los pueblos van a contar con una o varias divinidades a las que rendir culto. Una de las diferencias que se establecen tradicionalmente entre fantasía y ciencia-ficción es precisamente la existencia de estas deidades, pero como a mi criterio esto es un poco arbitrario dejo en tus manos elegir el grado de existencia de los dioses que crees.

Pero no basta con crear un dios y ponerle un nombre, hay que crear también las instituciones pertinentes (de haberlas), establecer los rituales vinculados a la misma, definir el grado de tolerancia respecto a otros cultos, las normas morales que siguen sus devotos... Y además todo esto debe tener coherencia y lógica, debe tener sus historias o textos sagrados, sus héroes y modelos de conducta... Y no, no escribas la nueva Biblia, bastará con que tengas claras una pocas nociones sobre el origen de tu religión, las creencias básicas y un par de ritos y fiestas. Todo lo que pase de ahí es decisión tuya, pero cuanto más desarrollada esté tu religión más creíble resultará.


Cultura

Felicidades por llegar hasta este punto leyendo, o tienes mucho aguante o mi excelsa prosa ha logrado enamorarte. Bueno, cachondeo a parte, vamos a centrarnos en el último apartado imprescindible para crear un mundo.

La cultura comprende las creencias, tradiciones, festejos y costumbres de un colectivo, pueblo o nación. Puede estar o no influenciada por la religión, pero en la mayoría de los casos suelen ser vestigios de cultos ahora considerados paganos

Pero no sólo es es cultura; también cuentan la forma de vestir, la gastronomía, los bailes, las canciones, los cuentos... Todo esto forma el imaginario de un pueblo o nación y lo ayuda a diferenciarse del resto. No hace falta que compongas un cancionero completo (como George R.R. Martin), ni tampoco que diseñes al dedillo un vestido tradicional para cada región; pero sí que harás feliz a tus lectores exigentes sí, en medio de una juerga de taberna, el bandido del grupo le tararea a la camarera "El idilio de la sirena" mientras le desata el tradicional pañuelo verde que llevan todas las doncellas de Aranca. Así, con sutileza, damos trasfondo a nuestra historia, pinceladas, vestigios de algo más grande.

RESUMIENDO
Para que tus mundos de fantasía tengan una base sólida deben contar como mínimo con:
- Un marco geográfico definido.
- Un pasado conocido.
- Un sistema de gobierno.
- Un nivel de desarrollo tecnológico más o menos alto.
- Un sistema económico creíble y lógico.
- Uno o varios credos que canalicen la fe.
- Un compendio de creencias, fiestas y tradiciones.

Hasta aquí lo que se daba. Espero que este "breve" artículo te ayude a mejorar tus escritos de fantasía. Si te ha quedado alguna duda al respecto comenta sin temor, que no muerdo (creo). ¡Nos leemos!

15 comentarios:

  1. Es la primera vez que veo este blog, pero me has enamorado con este artículo. Te sorprendería la cantidad de veces donde los autores la cagan con el worldbuilding, sobre todo en los libros para adolescentes. Y a mí sí que me gustaría ver ese post sobre mapas, me ayudaría mucho. Un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado el artículo (no sabes lo halagada que me siento XD). Es normal cometer errores creando un mundo desde cero, siempre acabas pasando por ato algún elemento que tus lectores puntillosos acabarán por echarte en cara ^^'
      Respecto al post sobre mapas, descuida que está en construcción, saldrá en febrero si los demonios a los que ofrezco sacrificios para que me mantengan creativa así lo permiten =D

      Eliminar
  2. ¡Qué gran entrada!
    Sin duda, son todos los requisitos para crear un buen mundo de fantasía. Lo más importante, al menos en mi opinión, es desarrollarlo más allá de lo que vas a utilizar, porque el escritor debe conocerlo a la perfección, aunque no se muestre entero en la historia.
    Para mi mundo quise ser simple y no excederme demasiado para no hacerlo tedioso, pero aun así, hay aspectos que son fundamentales.
    Me parece muy interesante tu blog, ¡te sigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el halago, intenté hacerlo lo más completo posible. Mis primeros mundos también eran simplistas, después empecé a estudiar historia y me volví una obsesa de los sistemas económicos, las relaciones de poder y los flujos comerciales XD.
      Coincido contigo en que un escritor tiene que acabar teniendo una enciclopedia sobre su mundo para poder desarrollarlo a la perfección, que algo no aparezca en el texto no significa que deba ser ignorado. ¡Nos leemos!
      ¡Ah! Y muchas gracias por el follow ^^

      Eliminar
  3. Muchas gracias por esto, en verdad lo necesitaba :D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar. Espero que te sea útil =D

      Eliminar
  4. Buenísimo! Con esto me doy una idea en lo que me metí– hace unos meses terminé de escribir mi primer manuscrito, y releyendolo veo que es una puta mierda–. Me valdré de esto como una suerte de guía, para cuando tenga todo cocinado y comienze la reescritura. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que el artículo te vaya a resultar útil para la reescritura y corrección de tu obra. No te preocupes, todos hemos hecho putas mierdas (aunque no deberías llamar en público de forma tan despectiva al fruto de tu esfuerzo: lo has acabado, ya es un paso importante, siéntete orgulloso y seguro de que al siguiente lo harás mejor). ¡Nos leemos! ^^

      Eliminar
  5. Increíble articulo, muchísimas gracias por todo, me sirve de esto como si fuera una especie de guía también xD
    Por cierto, ¿ves importante también la construcción de diversas lenguas?

    Yo la verdad es que espero ansioso esa entrada sobre la geografía, así que yo lo apoyo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deseo concedido: aquí tienes la entrada sobre geografía y otra sobre mapas ^^

      http://escribeconingenio.blogspot.com/2015/12/la-geografia-en-los-mundos-de-fantasia.html

      http://escribeconingenio.blogspot.com.es/2016/05/como-crear-mapas-realistas.html

      Sobre la importancia de construir diversas lenguas... Bueno, creo que retratar la diversidad lingüística es necesario para dar realismo a nuestros mundos de fantasía, pero de ahí a desarrollar varios idiomas...

      No todos somos Tolkien, ni lingüistas, así que no lo recomiendo salvo tener la intención de usar mucho este idioma a lo largo de la novela (o mejor, de la saga). Para un par de frases, no vale la pena crear una lengua entera, nos bastará con crear algunas palabras y frases ^^

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  6. Muy buena entrada, me fue muy útil es la primera vez que entro a este blog así que voy ver como me organizo para leer la información. Me dirijo ahora a como realizar un mapa realista.

    ResponderEliminar
  7. Me encanto, hay cosas que cumplo al escribir y hay otras a las que le falta forma, muy buena la información gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya resultado útil ^^

      Eliminar
  8. Tu blog me ha caído como anillo al dedo, pues precisamente en estos momentos cambie los poemas por la fantasía y me ha resultado un poco difícil por lo que tus textos me son como una coca-cola en el medio del desierto!

    ResponderEliminar